El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) y la organización no gubernamental haitiana, Acceso Peanut Enterprise Corporation, iniciaron un acuerdo de colaboración técnica para promover y transferir tecnologías agrícolas dominicanas que contribuyan a impulsar la productividad y rentabilidad de pequeños y medianos productores agrícolas en diferentes zonas de Haití.

Durante una visita al Idiaf, el ingeniero Patrick Dorzyn, gerente de investigación de Acceso, ofreció detalles al ingeniero Rafael Pérez Duvergé, director ejecutivo del IDIAF, sobre el funcionamiento de un proyecto de desarrollo rural, establecido en el vecino país,. El proyecto en ejecución incluye un nuevo modelo de crédito y comercialización agrícola, en el cual el productor, bajo contrato, se le provee con material de siembra de calidad (semilla), insumos, preparación de suelos y asistencia técnica, para manejar el cultivo bajo el esquema de buenas prácticas agrícolas. El proyecto incluye el recibo de la producción de los productores, la que es almacenada en lugares adecuados y, posteriormente, comercializada.
El ingeniero Dorzyn explicó que el proyecto está concentrado en la zona del Plateau Central de Haití, donde se siembran cultivos de maní, sisal, higuereta, sorgo y otras gramíneas. Mediante el esquema de producción y comercialización del proyecto, se asegura la obtención de mejores precios con productos agrícolas inocuos y de calidad.
Resaltó el impacto socioeconómico del proyecto, en apenas dos años, los productores bajo contrato han duplicado la producción de maní, libre de micotoxinas, recibiendo el triple de beneficios. Igualmente, sus cosechas son industrializadas y exportadas a los mercados de Estados Unidos y Canadá.

Dado el reconocido éxito obtenido en el cultivo de maní, el proyecto se diversificará y se ampliará a nuevas zonas de producción que incluye la producción de leguminosas comestibles, especialmente la siembra de variedades de habichuelas negras y guandul, aprovechando la diversidad de factores bióticos, causados por los virus del Mosaico dorado, el Mosaico común y Necrótico, que afectan la producción de habichuelas en Haití, lo que los llevó a seleccionar la variedad DPC-40 IDIAF, por ser resistente resistente a estos virus y la cual se ha sembrado extensivamente en el Valle del Artibonito, con probados resultados tanto en su consumo local como en su aceptación en otros mercados.

De la misma manera, el ingeniero Dorzyn destacó la demanda de semilla existente para la siembra de variedades de guandul, insensibles al fotoperiodo, liberadas por el IDIAF, que pueden ser sembradas a diversas altitudes y épocas del año, para evitar infestaciones con la enfermedad Antracnosis de la vaina, que puede causar pérdidas totales de la producción.
El ingeniero Dorzyn destacó la colaboración del IDIAF con el proyecto de Acceso Peanut Enterprise Corporation, con asistencia técnica, análisis de suelos y protección vegetal, capacitación y proveer o negociar la producción de semilla con calidad sanitaria y uniformidad genética.

Finalmente, el ingeniero Dorzyn recibió de manos del ingeniero Rafael Pérez Duvergé, director ejecutivo del IDIAF, semillas de la variedades de guandul ‘IDIAF Navideño’, ‘IDIAF Primor y ‘Arroyo Loro IDIAF’ y de habichuela negra ‘DPC-40 IDIAF’.
En el encuentro, además del director ejecutivo del Idiaf, estuvo presente la doctora Graciela Godoy de Lutz, investigadora en protección vegetal y leguminosas comestibles y quien es una fiel promotora de las bondades alimenticias de las leguminosas comestibles en la República Dominicana.

Acceso es una entidad patrocinada por fundaciones de Estados Unidos de América y proyectos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).