El castaño es la especie más importante en superficie ocupada del Principado de Asturias, con una extensión de 80.560 ha de monte bajo y con presencia importante en bosques mixtos de frondosas. Su valor patrimonial, cultural y socioeconómico debido a su aprovechamiento integral: producción de fruto y de madera en sus distintos modelos de manejo en Europa, incluyendo los agrosilvopastorales, ha permitido mantener su importancia a lo largo de los siglos. Sin embargo, el abandono sufrido por este cultivo en toda Europa, desde mediados del siglo pasado, al que se han incorporado recientemente nuevas amenazas, sobre todo sanitarias, se ha visto potenciado por la falta de interés de la población en su mantenimiento.

Este proyecto pretende integrar con un enfoque multidisciplinar el papel de los fenoles, tanto desde un punto de vista funcional en su hábitat natural, como en sus productos maderables o fruto. Se realizó un planteamiento holístico para valorar el efecto de la Calidad de Estación o Índice de Sitio, como dato referente que permite discriminar la idoneidad del hábitat para la especie, así como de la gestión intensiva, sobre las potenciales defensas constitutivas de la planta, basadas en el metabolismo fenólico.

De esta forma, se trataría de generar conocimiento que permita promover las actuaciones forestales para favorecer la producción y la conservación de la especie y su entorno; además de hacer un barrido de los nuevos, y no tan nuevos, subproductos del monte de castaño y de la industria derivada, como materia prima para la producción de derivados ricos en taninos con potencial para uso en numerosas aplicaciones.

En el marco del proyecto se han adecuado las metodologías y herramientas analíticas que han permitido realizar el barrido de la composición fenólica de las distintas estructuras del árbol. El análisis de los derivados del monte, tanto productos de uso habitual, como pueden ser madera o castañas; como aquellos que denominados subproductos por su carácter de residuo, erizos, amentos, hojas, cortezas o ramas finas, muestra el gran potencial que pueden llegar a tener, en base a su perfil fenólico, como fuentes para la obtención de extractos tánicos en el segundo caso, o como implemento de la utilidad que ya tienen los primeros.

Más información…