En el centro de desarrollo tecnológico Salvador Lira López de FIRA ubicado en Michoacán se ofrece capacitación y asesoría a productores interesados en implementar la agricultura sostenible, el FIRA combina exitosamente lo que es el financiamiento a los sectores agroalimentario rural con servicios tecnológicos esos servicios combinados llevan la finalidad de incrementar la productividad y competitividad del sector pero fomentando un uso eficiente de los recursos, fomentar esta transferencia de tecnología enfocándonos a 3 participantes del medio el más importante es el productor pequeño y mediano del país combinándolo con una capacitación de entrenamiento a los despachos que atienden a esos productores y por ultimo a los intermediarios financieros que son los encargados de canalizar recursos de ese sector.

Para los productores mexicanos interesados en su nivel de competitividad y dedicados a producciones bajo sistemas de agricultura protegida, retoman importancia las tendencias de consumo mundial. Por ejemplo, el consumo de tomate fresco en México es de 1.4 millones de toneladas, con una Tasa Media de Crecimiento Anual (TMCA) de 1.5% del 2004 al 2008.

Adicionalmente, se exporta 1 millón de toneladas a Estados Unidos que es el principal destino comercial, con una TMCA de 4.4% en el mismo periodo.
Paralelo a este comportamiento, se suma el crecimiento exponencial de la superficie dedicada a la producción intensiva de este cultivo, ya que en 1980 se reportaban 300 hectáreas con invernaderos y para el 2006 se registraron 4,000 hectáreas instaladas. Ello ha permitido incrementar la producción por unidad de superficie, mejorar la calidad y hacer un uso más eficiente del agua.

En los próximos años, el crecimiento en México de la oferta de esta hortaliza tendrá que fundamentar su competitividad en una estrategia de sostenibilidad, cuidando además del aspecto económico, la inocuidad, la responsabilidad social y ambiental.De lo anterior depende que esta actividad incremente su competitividad, la mantenga o la pierda.

Los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), como entidad financiera del gobierno federal, ofrece servicios tecnológicos en agricultura protegida en los Centros de Desarrollo Tecnológico (CDT), que promueven agronegocios sostenibles en los aspectos social, económico y ambiental.
En ellos se ofrecen servicios de capacitación, transferencia de tecnología y consultoría a quienes estén interesados en el tema de agricultura protegida.