Integrando la delegación regional que encabeza el intendente Rodrigo Díaz, se embarcó a China el primer el primer espumante de arándanos producido en la región y elaborado por dos emprendedoras de Ñuble. Ella, junto a la empresaria y emprendedora Carmen Verónica Barra, ejecutaron un proyecto apoyado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), oficialmente lanzado.
“Nos llena de orgullo haber concretado este proyecto, que ahora será conocido en la nación asiática”, dijo antes de emprender viaje la docente, investigadora y presidente de la Sociedad Chilena de Higiene y Microbiología de los Alimentos, Gloria Lillo.
Gloria Lillo explicó que Kaikün (“labrar la tierra”, en mapudungún) nació para innovar en el mercado de las bebidas alcohólico recreativas, posicionar aún más a este fruto de alta producción regional e incrementar los ingresos de los agricultores de la zona.
“Esta propuesta también contribuye a que los pequeños y medianos agricultores tengan otra opción para comercializar sus producciones o aquellas que puedan exportarse”, señaló.
En términos enológicos, Carmen Verónica Barra -de Comercial Milanese- indicó que este producto es un burbujeante de arándanos producido y elaborado en Ñuble.
“La provincia es una tierra fértil con gran riqueza agrícola, que entrega a sus frutos una calidad inigualable por sus condiciones climáticas y las características de sus suelos”, afirma.
La empresaria agregó que una de las características del espumante de arándanos es su bajo grado alcohólico y en calorías, con alto aporte antioxidante.
A su vez, Gloria Lillo resaltó que no solo Kaikün se destaca por esta innovación.
“Queríamos también innovar con otro producto. Así nace el cocktail de arándanos y con los prensados de los orujos se preparó vinagre de arándano, por eso vimos una oportunidad en los bajos precios de la uva y elaboramos 5 variedades de espumante de vino”, comentó.
La emprendedora e investigadora precisó que en el planteamiento del proyecto siempre tuvieron duda en la forma de lograr la carbonatación del producto, inyección de CO2 o segunda fermentación en botella.
“Realizada una investigación y asesorada por el enólogo Edgardo Candia, decidimos volcar el proyecto a un producto Premium, fue así como empezamos a equipar nuestra planta piloto para producción de espumantes utilizando el método Champenoise, en este sentido los aportes de FIA fueron de gran importancia”, añadió.
Hoy, Comercial Milanese cuenta con una planta piloto que permitirá el desarrollo de una serie de productos utilizando este método.
Carmen Verónica Barra agregó que se han enviado muestras a Estados Unidos e Italia y ahora a China.
“La realización de este proyecto era un aporte a la región, sus expectativas son crecer como empresa al incorporar una nueva línea de producto, lo que conlleva a generar nuevos puestos de trabajo y explorar otros mercados”, dijo la gerente general de Milanese.