La variedad de café oro azteca, fue desarrollada por el INIFAP como respuesta a las afectaciones por la roya del cafeto.

El café en todos los años y los países ha sido el elixir que nos acompaña a iniciar el día y otras veces a cerrarlo, por esa razón, su producción y consumo es muy importante alrededor del mundo; sin embargo, hay plagas como la roya que amenazan su producción.

En México, esta plaga se manifestó por primera vez en 1981, aunque no causó mucho estrago ya que los ataques a cultivos eran muy raros; sin embargo en los últimos años, debido al cambio en las condiciones climáticas, las pérdidas de producto por esta enfermedad han aumentado.

El INIFAP, siempre con la visión de preservar nuestros cultivos, desarrolló desde 1996 una variedad de café conocida como “oro azteca”, la cual es resistente a esta plaga, caracterizada por provocar la caída prematura de las hojas y evitar el crecimiento del fruto.

La variedad oro azteca, sobresale además por ser una planta pequeña, con amplio rango de adaptación, excelente calidad de tasa y una producción aproximada de nueve a 11 toneladas de café cereza.