Recibieron el primer lugar del Profopi por usar nanopartículas como antioxidante para prolongar y controlar la vida útil de las frutas, ha sido reconocida a nivel nacional con el primer lugar dentro del Programa para el Fomento al Patentamento y la Innovación (Profopi), al registrar en conjunto con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la patente “Recubrimientos combustibles cargados con ingredientes funcionales y su uso para incrementar la vida útil de los alimentos”.

El investigador de la Máxima Casa de Estudios, Mateo Mercado Silva, explicó, consiste en la implementación de nanopartículas de un compuesto que funciona como antioxidante para prolongar el proceso de oxidación y controlar la exudación de las frutas cuando estas han sido rebanadas.

Detalló que al rebanar la fruta su tejido queda expuesto al oxígeno y esto genera que el alimento cambie su coloración y exude; sin embargo, al aplicar una cubierta del antioxidante generado se protege el alimento y se alarga su vida de anaquel, lo que es una contribución importante para la industria alimenticia, porque esto ayuda a retardar el proceso de descomposición.
Este proyecto fue desarrollado en mangos, manzanas, guayabas, jícamas y lechugas, entro otros alimentos. Por ejemplo, señaló que “al poner las nanopartículas durante el procesado de la fruta se puede alargar hasta tres semanas, en el caso de manzanas, la vida de anaquel del producto ya cortado”.
Mercado Silva comentó que el comité evaluador del Profopi estuvo conformado por expertos de la academia, de industria y del comercio, así como de la Procuraduría Federal del Consumidor, quienes valoraron el mérito y factibilidad técnica, el atractivo del mercado meta, el impacto social y el prospecto de negocio de cada patente presentada ante el Instituto de la Propiedad Industrial (IMPI).

La ceremonia de premiación fue presidida, entre otras autoridades, por el director del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Enrique Cabrero Mendoza; el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers; el director del IMPI, Miguel Ángel Margáin, y el coordinador general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, José Franco López.

Se reúnen expertos en biología molecular

Con el objetivo de difundir los avances de diagnóstico molecular en áreas de salud vegetal, animal y humana basado en ciencias ómicas y biotecnología, se realizó en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) el Primer Congreso Internacional Red Biómica.

Es así que se conformó la Red con investigadores de las áreas biológicas, pertenecientes a la Universidad Autónoma de Querétaro; el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV) de Irapuato; el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) de Celaya y Querétaro; el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (IPICYT); el Instituto Tecnológico de Celaya (ITC); la Universidad de Guanajuato (UG); y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.
La red trabaja en dos grandes áreas: la biología y las ciencias ómicas o especializadas, de ahí su nombre de Biómica