Una de las enfermedades de poscosecha más importantes en la producción de limón en Tucumán es el moho verde causado por Penicillium digitatum, por lo cual el Grupo Frutihorticultura del INTA Famaillá trabajo desde hace algunos años para evaluar tratamientos alternativos a los tradicionales para su control. Uno de ellos es el aceite esencial de limón (AEL), un producto de múltiples propiedades que se extrae de la cáscara de la fruta.

Los tratamientos con aceite esencial de limón al 0,5 y 1% y con cera al 0,5% muestran los mejores resultados.
Para evaluar la eficacia del AEL, los investigadores compararon cinco tratamientos: T1. Testigo (Agua); T2. Aceite esencial de limón 0,5%; T3. Aceite esencial de limón 1%; T4. Cera 0.5%; y T5. Cera 1%.

Los resultados mostraron que los de mejor comportamiento para el control del moho verde fueron los tratamientos de aceite esencial de limón al 0,5% (T2), cera al 0,5% (T4) y aceite esencial de limón al 1% (T3), sin diferencias estadísticas entre ellos. El de peor comportamiento fue el tratamiento de cera al 1% (T5) con un valor muy cercano al obtenido con el testigo de agua (T1).

“Como nos vienen mostrando los resultados alcanzados, este producto se presenta como prometedor para el control de la esporulación del moho verde causado por P. digitatum.