La Estación Experimental Santa Ana del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA), inició el proceso de mejora genética mediante la selección de 500 alpacas reproductoras cuyas características aseguren la producción y mejoren las condiciones de vida de los pequeños criadores de la localidad de Jacas Grande, ubicada en la provincia de Haumalíes.

“Las crías serán de mejor calidad en cuanto a su fibra y su carne”, señaló Flavia Félix Huanca, coordinadora de la Unidad de Extensión Agraria de la EEA Santa Ana del INIA.

Los participantes desarrollaron los temas: manejo tecnificado y sanitario, mejoramiento genético y crianza de camélidos, propiedades de la fibra de alpaca, entre otros.