La Ligua y Cabildo son ciudades por donde se debe pasar para llegar a la unidad de validación en variedades de papa, establecida en el sector de Paihuén. Es una ruta de cerros ásperos, caminos zigzagueantes y podas a tocón que atestiguan que muchos paltos no dieron más fruto. A lo lejos, se observan un par de pájaros aquí anidan y encarnan un sueño de libertad.

En busca de validar manejos en el cultivo para el esquivo clima de esta provincia, el INIA La Cruz estableció una unidad de transferencia con las variedades de papa: Karú INIA, Patagonia INIA y, Pukará INIA con el propósito de promover y recomendar manejos desde la siembra, teniendo en cuenta la elección de la semilla, su almacenamiento previo a la siembra, los cuidados sanitarios en la preparación del suelo, niveles de fertilización entre otros.

La ingeniero agrónomo del INIA La Cruz, Andrea Torres comenta que “lo más importante es que gracias a este trabajo pueden contribuir a mejorar los manejos del cultivo sobretodo en cuanto a control de plagas y enfermedades”.

Gracias al trabajo que realizamos observamos que “se presenta una contaminación a través de la maquinaria que ingresa al predio cuando proviene de otro campo con mayores problemas de enfermedades, por lo cual la recomendación que se entregó fue limpiar la maquinaria antes de ingresar a las parcelas para evitar o minimizar la contaminación”. En este aspecto, uno de los problemas que se pudo detectar fue la presencia de patógenos producto del mal manejo de la maquinaria”.

Ernesto Cisternas, Director Regional del INIA La Cruz enfatiza que el foco de esta unidad demostrativa “no estaba exclusivamente centrado en el rendimiento siendo más bien en demostrar que existen otras opciones productivas que están a disposición de los productores y poder evaluar las variedades INIA bajo las condiciones de Petorca”. Este año “pudimos obtener los primeros datos y cuantificamos la producción que se obtiene por cada variedad en rendimiento”.

Este proyecto ha sido una de las apuestas más importantes del INIA La Cruz y que a través del financiamiento del Ministerio de Agricultura está contribuyendo al mejoramiento de la sustentabilidad de la Agricultura Familiar Campesina de la Provincia de Petorca.

Este proyecto se ejecuta en estrecho vínculo con las áreas de INDAP de Petorca y La Ligua y está dirigido a productores, asesores y técnicos del INDAP, de los SAT (Servicio de Asesoría Técnica) del Indap y PRODESALES de la provincia.

Además de esta unidad demostrativa, se encuentra en ejecución un GTT conformado por 12 agricultores, el cual busca mejorar la productividad de las siembras de papa mediante la implementación en las parcelas de manejos sustentables.

Para lograr estos objetivos se realizan capacitaciones teóricas y prácticas en los predios de los agricultores y las principales acciones y tecnologías transferidas son manejo integrado de plagas y enfermedades; calibración de equipos pulverizadores; manejo de la nutrición; manejo del suelo, del agua.