Es con el objetivo de convocar a los diferentes eslabones de la cadena de la carne a tomar parte en el debate de un nuevo sistema de tipificación de reses y calidad de carne.

El Ministerio de Agroindustria de la Nación –a través de la Subsecretaría de Ganadería, que conduce Rodrigo Troncoso–, junto con el INTA y el Foro Argentino de Genética Bovina (FAGB) presentaron una modificación del sistema que se emplea para tipificar las reses y la carne, en la Exposición Rural de Palermo. Está centrada en generar información sobre parámetros de calidad objetivos del producto y permitiría incrementar hasta un 40 % la producción.

Con el objetivo de convocar a los diferentes eslabones de la cadena de la carne a tomar parte en el nuevo sistema de tipificación de reses y calidad de carne, surgido por iniciativa del Ministerio de Agroindustria de la Nación, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) y el Foro Argentino de Genética Bovina,
“Queremos generar un sistema de información, a todos aquellos que quieran utilizarlo, de parámetros de calidad objetivos de la carne, porque creemos que la única manera de seguir mejorando y creciendo es tener la información”, manifestó.

Amadeo Nicora, presidente del INTA, contó la necesidad de avanzar conjuntamente, el estado y los privados: “Las instituciones públicas, en articulación, tenemos que ponernos a trabajar fuertemente con el sector privado para producir las sinergias necesarias para que estos conocimientos vayan rápidamente al sector productivo”.
Con respecto al sistema de tipificación de reses y carne vigente en la Argentina, Aníbal Pordomingo, coordinador del Programa Nacional de Producción Animal del INTA, consideró que “no ha sido de utilidad para valorar objetivamente por calidad, ni para educar al consumidor sobre las características de la carne emergente de los sistemas de producción actuales”.

Como consecuencia de un sistema que califica a los bovinos según el grado de engrasamiento, la categoría animal y la conformación, el negocio de la carne se fue hacia reses más chicas. “Estamos faenando animales muy pequeños en edad pero, a su vez, de muy bajo peso y pretendiendo vender la calidad a través de una categoría muy joven”, manifestó.