Se llama Afrodita. Es el resultado de los trabajos que produce el laboratorio que el INTA y la UNL tienen en Esperanza.
A través de la firma de un convenio, el INTA y la Facultad de Ciencias Veterinarias pusieron en funcionamiento el primer laboratorio público de fecundación in vitro de Santa Fe.
Un mes después, el equipo de trabajo, liderado por Luis Ferré, realizó la primera transferencia de embriones en 16 animales receptores tanto del INTA como de la UNL, de los cuales se produjeron seis preñeces y hasta el momento un nacimiento: el de Afrodita.

Sobre el procedimiento realizado, Ferré comentó: “Tomamos genética promedio de un frigorífico, lo cual es una forma sencilla de obtener óvulos de los animales faenados. Los trajimos al laboratorio, e hicimos todo el proceso de fecundación in vitro. Los embriones que resultaron de ese proceso fueron transferidos a vacas de la Unidad de Producción de Leche Intensiva del INTA Rafaela (UPLI) y a otras de la Escuela Granja ubicada en la ciudad de Esperanza.

De acuerdo a lo comentado por Ferré, en una segunda etapa “se obtendrán óvulos de animales vivos a través de aspiración folicular”. Se aspirarán células de ovarios de vacas seleccionadas por sus características genéticas y se las fecundarán con los sémenes sexados de los mejores toros, obteniendo mejor calidad de crías.
Al no importar la calidad ni raza de los vientres receptores, la transferencia embrionaria se realizaría con los animales de menor calidad productiva. La aplicación de esta biotecnología permitiría incrementar la producción lechera y de carne bovina en la región.

El Laboratorio de Fertilización In Vitro es un espacio de trabajo conjunto entre la Universidad Nacional del Litoral (UNL), a través de la Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), mediante la Estación Experimental Agropecuaria Rafaela (INTA Rafaela). Debido a que la reproducción de los rodeos es multiplicación, este servicio se propone como una herramienta más para el productor y el profesional, así como lo son la detección de celos, la inseminación artificial y la transferencia de embriones in vivo, entre otros.