Se realizaron sesiones dedicadas a la elaboración de nuevos microorganismos líquidos, pasto fermentado sulfocal, biofermento M5, biofermento de roca fosfórica, biofermento de magnesio y biofermento súper magro, en dichas actividades participaron alrededor de 26 personas. Estás sesiones son completamente prácticas donde los participantes elaboran y contribuyen con la producción de estos productos. Muchos de los productos elaborados son bases importantes para luego utilizarlos como materia prima en la elaboración de otros tipos de abonos. Además de las prácticas se les explica la importancia, uso y dosis que deben de aplicar a sus cultivos.

Para la elaboración del sulfocal lo que se ocupa es azufre en polvo, cal viva y agua sin cloro. Además de una olla grande para hervir el agua y luego colocarle los demás ingredientes. Esta mezcla se debe agitar por una hora hasta que cambie de color se deja enfriar y se coloca en envases oscuros por no más de tres meses.

Para la elaboración del pasto fermentado se utilizaron microorganismos líquidos (MM), melaza, semolina y pasto picado, y se va colocando en capas para luego revolverlo, luego esta mezcla se coloca en un estañón con cierre hermético mientras se compacta poco a poco con un instrumento pesado. Luego de cerrado el estañón herméticamente se le coloca una válvula con manguera conectada a una botella de 2 litros de agua, esto para mantener condiciones anaeróbicas dentro del estañón.

Para la elaboración de estos productos los cuidados de inocuidad y asepsia son muy importantes para evitar problemas de patógenos no deseados en estas preparaciones indica el Ing. Jorge Garro.