Diseños y estructuras en ambientes protegidos para la producción de hortalizas, dicha charla estuvo a cargo del Ing. Roberto Ramírez Matarrita, quien explico las experiencias que ha tenido en la Estación Experimental Enrique Jiménez Núñez ubicada en Cañas Guanacaste y en algunas localidades de la Región Chorotega.

Esta actividad se realizó en las instalaciones de la Agencia de Extensión de Cartago y contó con la presencia de funcionarios del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Región Central Oriental y de productores de esta misma zona.

Como anteriormente se mencionó la actividad consistió en la presentación de las diferentes opciones que brinda el mercado relacionado al diseño y uso de las estructuras. Actualmente lo más novedoso para la producción de hortalizas es la implementación de casas malla la cual, consiste en una protección mecánica contra el ataque de insectos, utilizando malla anti insecto.

Dentro de estas infraestructuras se utilizan túneles bajos o altos esto dependiendo del porte del cultivo, además se utiliza camas o lomillos para la siembra.

La mayoría de estas estructuras tienen dimensiones de 4 m de ancho por 30 m de longitud y operan con principios similares a los de un invernadero. La diferencia entre los invernaderos y los macrotúneles radica en que no tienen temperatura controlada, ni sistemas de ventilación automática. La ventilación es pasiva y se realiza enrollando mecánica o manualmente los lados del túnel para permitir la circulación del aire. Los macrotúneles pueden construirse como unidades móviles lo cual permite manejar la rotación de cultivos en el campo, razón por la cual no son considerados estructuras permanentes.

Esta es una nueva alternativa para los productores que deseen sembrar hortalizas y obtener buenos rendimientos.