Disponer de un sistema de acceso rápido y oportuno para el diagnóstico de los problemas fitosanitarios de las hortalizas más relevantes de la Región Metropolitana, es uno de los objetivos de “Implementación de un Sistema de Gestión de la Innovación en torno del manejo integrado de las plagas y enfermedades más prevalentes en los rubros hortícolas más relevantes en la región Metropolitana”, el cual busca dar asesoría experta al productor en la identificación de 18 plagas y enfermedades de mayor prevalencia en tomate, cebolla y lechuga.

Iniciativa ejecutada por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y cofinanciada por el Gobierno Regional Metropolitano, a través del Fondo para la Innovación y la Competitividad, FIC-R y que cuenta con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) ? pone a disposición del sector un servicio de diagnóstico fitosanitario que permita a los productores actuar en forma correcta ante problemas entomológicos y fitopatológicos, evitando una carga excesiva y mal uso de los plaguicidas, y alimentos químicamente contaminados.

Se trata de una plataforma virtual, que permite dar asesoría experta al productor en la identificación de 18 plagas y enfermedades de mayor prevalencia en tomate, cebolla y lechuga de la región Metropolitana, la población objetivo directa serán los extensionistas (profesionales y técnicos de los Prodesales) de las 18 comunas rurales de la región y 30 agricultores con que se interactuará a través de observatorios tecnológicos, sumados a los más de 2.000 agricultores de la AFC que se llegará en forma indirecta a través de los extensionistas de los Prodesales y que están dedicados a las hortalizas en dicha región.

La base de esta plataforma será la gestión de la oferta tecnológica disponible en torno al Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades (MIPE) el cual se basa en el uso racional de métodos químicos, biológicos y culturales para su control. Se combinan varios métodos de control para reducir las poblaciones de plagas y enfermedades a niveles tolerables, minimizando los efectos adversos a la salud de las personas y al ambiente, mitigando así la carga de plaguicidas utilizada.

Por otra parte, en las oficinas de los Prodesales de las 18 Municipalidades rurales se establecerán los “Consultorios Fitopatológicos Comunales” donde los agricultores harán llegar sus consultas y muestras de plantas, en búsqueda de soluciones y/o recomendaciones técnicas a los problemas fitopatológicos que los aquejan. Dichos consultorios serán administrados por los extensionistas de los Prodesales de las comunas involucradas y estarán físicamente en las dependencias de la municipalidad respectiva.

En cada uno de los consultorios se pondrá en marcha una interfaz que le permita tener acceso y operar en la aplicación, sumado a la opinión de un experto o análisis de laboratorio cuando la situación lo amerite. Las propuestas tecnológicas provendrán de los resultados de las unidades de validación y/o adaptación, establecidas en los “Observatorios Tecnológicos”, asegurando con todo ello que las recomendación técnica entregada por los extensionistas sean lo más completa y certera posible.