Las nuevas instalaciones cumplen con los más altos estándares de seguridad y fueron visitadas por autoridades, investigadores y colaboradores del centro regional.

El correcto uso y manipulación de agroquímicos es uno de los puntos donde INIA está poniendo énfasis con el fin de resguardar la salud del aplicador. En ese sentido, en el Centro Regional La Platina se están llevando a cabo una serie de iniciativas para evitar peligros en la manipulación de estos productos. Las nuevas instalaciones fueron inauguradas. La nueva bodega fue totalmente higienizada, se sellaron los muros y se impermeabilizó el piso con pintura epóxica. Además, se confeccionó una nueva estantería con espacios individuales para cada programa, se actualizó todo el inventario y se armó una bodega anexa para los envases vacíos.

La construcción de esta nueva bodega de La Platina fue un tema que comenzó a desarrollarse hace años por la dirección regional en conjunto con el comité paritario y el área de prevención de riesgos de INIA. Quienes estuvieron a cargo de los trabajos fueron Pablo Gamboa, ayudante de investigación, y Luis Rojas, operario de La Platina.

Al respecto, Pablo Gamboa valoró el resultado final y la responsabilidad que tiene INIA en estar a la vanguardia en estos temas. “Cualquier empresa que maneja productos químicos está obligada a tener un recinto donde guardar en buenas condiciones los agroquímicos. El INIA tiene una responsabilidad mayor porque es un espejo para los agricultores. Desde ese punto de vista era súper importante implementar una bodega como corresponde y la idea era mejorar las instalaciones que teníamos hasta llegar a lo que tenemos hoy. El centro La Platina es visitado por muchos agricultores y muchas veces ellos buscan replicar las cosas que tenemos acá y por eso también era imperioso contar con esta bodega que es digna de imitar”, señaló Pablo Gamboa.

En tanto, el Coordinador Nacional del área de transferencia tecnológica INIA, Marcelo Zolezzi, destacó la serie de acciones que está realizando INIA La Platina para un manejo seguro de plaguicidas a todo nivel. “Al hablar de plaguicidas hay que tener conciencia que todos son veneno. Por lo tanto, se deben tomar todas las precauciones buscando fundamentalmente cuidar a las personas que manipulan estos productos. Hoy tenemos una bodega que está cumpliendo el 100% de la normativa vigente y eso nos asegura un almacenaje seguro. Esto se suma a la certificación que obtuvieron 40 funcionarios que ahora tienen el carnet de aplicadores entregado por el SAG. En La Platina estamos haciendo esfuerzos en estos temas”, apuntó Zolezzi.