Autoridades del sector agrícola concuerdan en la necesidad de fortalecer los sistemas nacionales de innovación para incrementar la productividad agroalimentaria.
La clave para que países de América Latina y el Caribe puedan producir más alimentos con sustentabilidad, sanidad, y favorecer la inclusión social, es contar con una agricultura basada en el vínculo entre el conocimiento y la innovación, señaló el Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Víctor M. Villalobos.

Víctor M. Villalobos, Director General del IICA, Ligia Osorno, presidenta de la Red INNOVAGRO y Mely Romero, subsecretaria de Desarrollo Rural de la SAGARPA, durante el Diálogo sobre la innovación en el sector agroalimentario, que se centró en unir esfuerzos para enfrentar el reto mundial de generar más alimentos.

Durante el “Diálogo sobre la innovación en el sector agroalimentario”, organizado por el IICA y la Red de Gestión de la Innovación en el Sector Agroalimentario (INNOVAGRO), Villalobos mencionó cuatro desafíos para el desarrollo del sector agroalimentario.
Estos son mejorar la productividad, la competitividad, la sanidad de los alimentos y la innovación.
En el diálogo participaron la subsecretaria de Desarrollo Rural de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) de México, Mely Romero, la presidenta de la Red INNOVAGRO y directora del Instituto Nacional para el Desarrollo de Capacidades del Sector Rural (INCA Rural), Ligia Osorno, y la Representante del IICA en este país, Gloria Abraham.

Asistieron 20 miembros de la red integrada por universidades, institutos de investigación, empresas privadas, e instituciones del sector público y financieras, cuyos titulares renovaron su compromiso para fortalecer la Red INNOVAGRO, que es un mecanismo de colaboración y coordinación que busca potenciar las innovaciones en el sector agroalimentario, a través del intercambio de conocimientos, información, experiencias y cooperación técnica.

Villalobos destacó además, que el continente americano tiene el potencial de incrementar la producción de alimentos para atender las necesidades de la población mundial, que se prevé llegue a 9 000 millones en el año 2050.
El Director General del IICA reconoció el papel y compromiso de México para hacer frente a los retos que se presentan en la región, particularmente en el rubro del conocimiento en diferentes disciplinas relacionadas con el campo en instituciones académicas y de investigación en este país.
Mely Romero indicó durante la reunión que el Gobierno de México, a través de la SAGARPA, impulsa en coordinación con organismos internacionales, innovaciones y transferencia de tecnología en beneficio de los productores, con el objetivo de hacer frente al reto mundial de generar más alimentos.
Destacó que mediante el fortalecimiento de los esquemas de investigación, tecnificación y trasferencia de tecnología al campo, se ha logrado un mayor dinamismo en el sector, lo que se traduce en que México, por primera vez, ya sea superavitario en su balanza comercial agroalimentaria, y se ha consolidado como el décimo segundo productor de alimentos del mundo.

Romero y Villalobos reconocieron que en los seis años de trabajo de la Red INNOVAGRO, se ha impulsado el desarrollo de innovaciones, transferencia de conocimientos y capacitación que se realizan en los diferentes países y su aplicación en el campo.
Por su parte, la presidenta de la red, Ligia Osorno, informó que esta iniciativa cuenta con 82 integrantes de México, Argentina, El Salvador, Nicaragua, Colombia, Costa Rica, Uruguay, Chile, Holanda, Brasil, Guatemala, República Dominicana, Bolivia, España, Perú e Israel.
El trabajo de la red, dijo, ha permitido capacitar a 3 500 extensionistas y productores de ocho países, tanto de manera presencial como a distancia.