La SAGARPA a través del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) entregó 2 nuevas variedades de semillas de trigo denominadas ÑIPAL F2016 Y MARTÍNEZ C2016 que podrán ser utilizadas por los agricultores del cereal del Valle de Mexicali y la zona norte de Sonora.

El Delegado Estatal de SAGARPA, Guillermo Aldrete Haas, informó que dichas variedades fueron entregadas durante la celebración del 60 aniversario de la fundación del Campo Experimental del Valle de Mexicali; evento que contó con la presencia de Juan Manuel Ramírez Díaz, representante del Centro de Investigación Regional Noroeste del INIFAP; el Coordinador Técnico de la Secretaría de Agricultura, Héctor Soto, el Director de Agricultura de la SEFOA, Othón Villavicencio y presidente del Consejo Estatal de Productores de Trigo, Francisco Javier Quintero.

Guillermo Aldrete, explicó que fue liberada la variedad de Trigo Harinero “ÑIPAL F2016”, que en las evaluaciones realizadas por el Campo Experimental mostró un rendimiento superior al 8.8% en comparación con la variedad BACALI F2011. En adición, un análisis realizado a dicha variedad, arrojó que tiene un 11% de proteína en grano y 12% en harina.
La variedad de trigo cristalino “MARTÍNEZ C2016” que es destinada para la industria pastera, tiene un rendimiento de 8% superior a las demás variedades comparadas en la evaluación del 2011 a 2015. Posee 12.5% de proteína y es resistente a enfermedades.
El funcionario federal reconoció la importancia que representa para el Valle de Mexicali la liberación de estas nuevas variedades; dado que ha sido una de las demandas recurrentes de los productores locales del grano, sobre todo, de las variedades de trigo harinero donde demandan los productores mejores rendimientos.

Durante el acto, tanto productores, investigadores y funcionarios de SAGARPA, coincidieron en la necesidad de que se logre un reordenamiento de la investigación agrícola que se desarrolla en la entidad, a fin de lograr cumplir con las expectativas y necesidades de los productores agrícolas del Valle de Mexicali y del resto del Estado.
De igual manera, se reconoció que es necesario que se destinen mayores recursos económicos a las instancias dedicadas a la investigación, llámese INIFAP o Fundación Produce; a través del Gobierno Federal, Estatal y los propios productores interesados.